mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

martes, 3 de abril de 2012

MARAÑUELES DE LA GÜELINA DE COPEPI (CONDRES)

Unas marañuelas con sabor a pasado.
Los cursos de cocina en los que participo desde hace años, además de enriquecer mis conocimientos culinarios, me dan la oportunidad de conocer a personas entrañables. A pesar de pertenecer a la misma localidad, hay muchas a las que no tengo el gusto de conocer y así me pasaba con Copepi.
Fue en el primer curso de cocina donde coincidí con ella y desde muy pronto empezamos a caernos bien. Su caracter alegre y dicharachero hacía que nos lo pasásemos estupendamente.  Así hasta hoy, que nos presta un montón cuando nos encontramos por casualidad por Luanco o quedamos para tomar un cafetín. Y hablando una tarde de marañuelas, me comentó que ella preparaba unas que iban a caballo entre las que hacen en Candás y las de Luanco, las que siempre amasaba en casa su güelina, y ésta a la vez había heredado la receta de sus antepasados. Así que tiene historia y de las buenas. Son las que hoy publico y que las llamo `de Condres´, pueblo de mi amiga. Me voy dando cuenta de que, a pesar de existir una receta patrón, en cada pueblo las hacen un poco a su manera. Pero éstas de la güelina de Copep son de las más ricas que preparé. Queda una masa muy manipulable, (lo digo por todos aquellos a quienes se le resiste un poco este tipo de masas) que se trabaja muy bien y de unos resultados sorprendentes. Vale la pena que las preparéis. Con esta cantidad salen muchas, unas 10 docenas, pero se conservan unas semanas bien cerradas en una pota o en una lata. Así es como se guardaban siempre.

Desde aquí le doy las gracias a Copepi por ser tan generosa y compartir conmigo esta receta tan especial. De las de guardar con mucho cariño.

Bueno, y para cerrar este capítulo de les llambionades de Semana Santa todavía me quedan las rosquillas de mi madre y el bollo de Pascua de este año, si queréis ver el del año pasado y el anterior están aquí.


Otro poema de A. G. Ovies

TERRITORIOS DE OPIO

POSEO EL VENENO sabroso de la soledad,
sus amargos tragos y ese remordimiento de haber dejado
en el camino algunos nombres.
Tengo en las manos la herida de una palabra mal escrita,
la sangre de un velero que se diluye en la memoria,
la locura de un abril sobre las rosas.
Nombro una droga prohibida como la dulzura de esa muerte
que llega hasta nosotros con el pelo mojado
y nos enamora un poco de la lluvia.
Nombro esa soledad que nos hace el amor como los frutos
y se deja caer, tan vegetal, como una rama.

De `NADIE RESPONDE´


Necesitamos

  • 12 huevos enteros
  • 6 yemas
  • 1250 gramos de azúcar
  • rallo de 4 limones
  • 1 kilo de manteca, de vaca,  cocida
  • la harina que lleve, entre 3-4 kilos, depende del tamaño de los huevos
Elaboración

En un recipiente grande ponemos los huevos y las yemas.
Por arriba el azúcar.
El rallo de los limones,
Y la mantequilla líquida, templada,
Vamos poniendo harina tamizada
Y amasando, seguimos poniendo harina y amasando...
Cuando se empiece a despegar la masa de las paredes del bol, ponemos la masa sobre la superficie de trabajo, enharinada.
Y seguimos amasando hasta conseguir una masa elástica que no se pegue a las manos. Tiene que quedar como si fuese plastilina, muy fácil de manipular sin que se rompa.
Cortamos un trozo.
Y formamos un rulo.
Lo cortamos en porciones, del tamaño de una mandarina pequeña.
Y formamos una bolina.
La estiramos, para formar las marañuelas, la superficie de trabajo tiene que estar muy limpia, no deben de quedar restos de la masa, para que no se pegue y podamos manipularla a nuestro gusto. 
Y la enroscamos. Ésta es la forma original de la marañuela 
Otra manera es doblando la tira y enroscando.
La cerramos .
Para hacer una coleta, cortamos una tercera parte.
La colocamos en el centro.
Colocamos las marañuelas en placa de horno sobre papel y las ponemos a cocer en horno precalentado a 200 con aire y por arriba y abajo, hasta que se vean doradinas, unos 15 minutos. Hay que separarlas un poco. 
Una vez frías, a disfrutarlas. (En casa no van dejando que se enfríen)
Quedan muy crujientes y con un sabor a mantequilla excelente.


¡¡¡Que vos presten!!!

32 comentarios:

  1. Eres un sol hija, cada vez nos presentas cosas más ricas y autóctonas, me gusta porque nos ayudas a conocer las costumbres culinarias de tu tierra. Besitos

    ResponderEliminar
  2. Nunca los he comido, ni había oído hablar de ellos! Tienen una pinta absolutamente deliciosa, pero para alguien como yo, que vivo sola, son un pecado de los gordos gordísimos, si hago una tanda me los como todos y claro... no es plan... :D

    ResponderEliminar
  3. M.J.otro tipo de marañuelas que tienen que quedar riquisimas ,es que tienes unas manos que son la pera ,todo te sale genial .Gracias por ser tan generosa y compartir todos tus conocimientos
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  4. que buena pinta y encima una receta historica, que bonito tener recetas de antepasados y que generosa compartiendola contigo y tu con nosotras, luego voy a correos a por tu paquete, que el cartero lo trajo ayer pero no llamó al telefonillo ( yo creo que ni lo trajo, y me dejó el papel en el buzón )
    Un besito y muchas gracias

    ResponderEliminar
  5. Labidú, que coisas boas!
    Envias-me umas quantas para o meu lanche? :)
    Os cursos de culinária enriquecem muito, em termos culinários e pelas pessoas que permitem conhecer.
    Um beijinho.

    ResponderEliminar
  6. Diez docenas???, como diría mi güela "ove maríaaaa!!!!, les tengo muchas ganas pero voy a tener que empezar a dividir ingredientes porque a ver que hago yo con tantas por casa... que me las como yo sola...

    Una receta estupenda. Me la apunto.

    Besinos

    ResponderEliminar
  7. Ultimamente estás marañuelera del todo, me encantan todas. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Receta "tesoro" , de las de guardar bajo llave . Dale las gracias a tu amiga y a ti por compartirla . Hace un montón de tiempo que no hago marañuelas y últimamente ando un poco desganada, la verdad sea dicha.....pero me la guardo en mi libretita de "pendientes" para cuando el ánimo recobre fuerzas.

    El poema como siempre excepcional, cargado de sentimiento.

    Besinos mil.

    ResponderEliminar
  9. Toda tu repostería me gusta y mucho!
    Estas marañuelas me parecen buenísimas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. madra mia que cosa mas rica!! menuda pinta, son divinas!! besos.

    ResponderEliminar
  11. Me encantan estas recetas..... me gusta mucho conocer las recetas tradicionales y como siempre ésta es tan rica como todas tus recetas.
    Hace tres semanas que tengo maestros en mi casa.... ya no puedo ni cocinar y tengo muy poco tiempo, de a poco me pondré al día amiguiiii....
    Besitos y una linda "Pascua de Resurrección".

    ResponderEliminar
  12. De verdad que con estos dulces tradicionales me tienes enamorada, chiquilla. ME encantan estas marañuelas, y me han gustado aún más al ver que son horneadas y no fritas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. mmmmmmmmmm que ricos están !!!!! acabo de comerme uno, ha sido abrir la caja y ponerme mas contenta, voy a probar unos bollos con historia !!!! estaba deseando llegar a casa para probarlos, muchisimas gracias de todo corazón, nos han gustado muchisimo
    un besazo AMIGA
    Almudena

    ResponderEliminar
  14. No dejas de sorprenderme, chica que suerte he tenido al encontrarte, algun día quizás me decida a hacer un blog de cocina, porque es que me encanta, y este dulce que nos traes hoy es de lo más apetecible. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Un paso a paso perfecto para esta maravilla de receta. Hay que conservar estas recetas para poder seguir deleitándolos con ellas. La masa se ve buenísima.

    Besitos cielo,

    ResponderEliminar
  16. Que chulas y que ricas un paso a paso fantástico besos

    ResponderEliminar
  17. Labidú, que ricas, los postres tradicionales son un privilegio.
    Feliz Semana Santa, besitos

    ResponderEliminar
  18. Hola Labidú.

    Qué buenísimas! Me encantan estas marañuelas, no sabría decirte si más que las de Avilés o menos, pero es que están riquísimas. Te quedaron fantásticas y para estos días fresquitos con un buen café o chocolate son un manjar.

    Que pases buenas fiestas.

    ResponderEliminar
  19. Para mi estas recetas son un verdadero tesoro, que las hay que guardar como oro en paño. Esas si que son amigas, que te ha cedido la receta de su güelina. Nunca las he provado pero tienen una pinta estraordinaria, besiños y que tengas una muy buena Semana Santa

    ResponderEliminar
  20. Estas recetas tan tradicionales no se pueden perder de ninguna manera, qué maravilla de rosquillas, me ha encantado conocerlas!!!

    ResponderEliminar
  21. Querida amiga, viendo esa masa tan brillante y bonita ya se sabe que el resultado será de impresión. Tienes toda la razón, cuando dices que esta es una de esas recetas para gaurdar con mucho cariño. Un besazo enorme y feliz Jueves Santo.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  22. Hola guapina, abandonada te tengo, no creas que no me pesa no tener tiempo para visitarte, me encanta lo que haces pero estos dulces que preparas son un perdición para mi.

    ¡Qué maravilla!

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Que buena pinta tienen y que ricos deben de estar.
    Quien pillara uno...
    Besos!!

    ResponderEliminar
  24. que receta mas entrañable que recuerda la niñez
    besos

    ResponderEliminar
  25. Genial esta receta, tiene un olor a otros tiempos, enhorabuena por recordarnoslos.
    Besitos

    ResponderEliminar
  26. Marañueles !!!!!! no había vuelto a verlas desde que de pequeña íbamos a Candás de vacaciones y recuerdo que me ponía ciega a ellas jajaja estaban deliciosas. Mil gracias por la receta, no creo que tarde mucho en hacerlas para recordar viejos tiempos, ay qué ilusión me ha hecho verlas !!!
    que pases buenas vacaciones !! muac

    ResponderEliminar
  27. Mmm gracias Labidu por recordar ese alor, y ese sabor tan entrañable. A veces tendemos a olvidar lo mejor! ;)
    Besazos!

    ResponderEliminar
  28. Hola!
    Nos gustaría contactar contigo por email, pero no encontramos tu dirección de correo electrónico. ¿Nos la podrías enviar a amasdecasapoladelena@gmail.com?
    Saludos!

    ResponderEliminar
  29. nunca habia escuhado las marañuelas pero se ven muy ricas
    esta echa una profesional
    un saludo

    ResponderEliminar
  30. espero que te guste, muchisimas gracias
    http://misgalletasymistartas.blogspot.com.es/2012/04/maranueles-de-labidu-y-mi-aniversario.html?spref=fb

    ResponderEliminar
  31. esto es de lo que hay que guardarse

    ResponderEliminar
  32. A mi me regalaron unas deliciosas, que creo que eran como estas :-) de modo que si es la misma receta, te felicito, porque se que son una exquisitez. Me encantó el modo de formar la trenza. No sabía y siempre tuve la duda de cómo se haría.

    Un besín.

    ResponderEliminar