mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

viernes, 25 de febrero de 2011

LLAMPARADA

Se puede suprimir las guindillas por pimentón picante.
Vaya unos recuerdos que me asaltan la memoria cada vez que las preparo. Huelen a mar, a mar de infancia, a mar de adolescencia, a mar en todas sus extensiones. De niños brincábamos por las piedras de nuestras calas cavando llámpares (lapas) competiendo a ver quién conseguía más... Nuestros familiares, en días de marea, llenaban las cestas de varas de blima (paxas) que llevaban, unas pocas para casa y el resto para vender por bares y mercados de la localidad. Mamá las preparaba en llamparada, con arroz, con patatas guisadas, en empanada... Nuestro padre las cavaba en pedreros de difícil acceso y se las traía, ella le recordaba al marchar que se las cogiese "picudas" que eran las más tiernas. En cambio a nuestra tía le gustaban grandes y amarillas. Es un plato muy típico de nuestra zona, marinera por excelencia, y se celebra un festival, por el verano, en su honor, que tiene mucho éxito. Son muy fáciles de preparar, pero tenemos que ser muy cuidadosos y pacientes con su limpieza, pues traen pegadas, en ocasiones, piedrecillas y en su concha  encontramos casi siempre restos de algas. A ver qué os parece. Así es su receta:
Así de frescas vienen de la mar.

Se pueden apreciar las algas que traen pegadas.
NECESITAMOS:
  • 1 kilo de llámpares
  • 1 chorizo
  • 200 gramos de jamón
  • 1 cebolla
  • 1/2 pimiento verde
  • unas ramas de perejil
  • 3 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino tinto
  • 2 cucharaditas de pimentón
  • 3 cucharadas de tomate triturado
  • 3 guindillas de cayena, pequeñas
  • aceite de oliva
  • sal
ELABORACIÓN:

Se lavan muy bien les llampares y se ponen en una cazuela al fuego, moviéndola de vez en cuando, hasta que se despeguen de su caparazón. Apartamos del fuego.

Prescindimos de la mitad de las cáscaras y reservamos el resto y las llampares.

Colamos el caldo resultante de la cocción y lo reservamos junto con les llampares

Picamos las verduras muy menudas. Reservamos por separado.

Picamos el chorizo y el jamón en cuadraditos pequeños.

Ponemos en una cazuela los ajos y el perejil, con el aceite en frío y esperamos a que se doren. Añadimos las guindillas.

Añadimos el chorizo y jamón y dejamos que tueste 5 minutos.

Incorporamos el pimiento y la cebolla y lo pochamos hasta que esté todo el conjunto bien cocido, unos 20 minutos. Echamos el tomate y esperamos 2 minutos a que se integre bien.

Fuera del fuego añadimos el pimentón, removemos, ponemos de nuevo al fuego y echamos el vino.

Dejamos hasta que reduzca la mitad y se evaporen los alcoholes y añadimos les llampares y el caldo de su cocción.

Esperamos a que cueza el conjunto unos minutos, conviene solo un hervor, ya que si no endurecen mucho. Rectificamos de sal.

Tapamos y dejamos reposar un ratín. Le damos un golpe de calor para servirlas, a ser posible en cazuela de barro caliente.

En casa las comemos con cucharilla de postre
¡BUEN PROVECHO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada